Hasta que todas las flores se marchiten

Hasta que todas las flores se marchiten
y agachen sus cabezas
frente a ti.

Hasta que la música guarde silencio
–lo mismo que los pájaros,
y en el cielo se divise
el infinito.

Solo entonces
el infierno detendrá su maquinaria
y volveré
a ser capaz de sonreír
un día sincero;
a deleitarme con los goces que la vida
había escondido
para mí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s