A lo lejos sonaron las mañanitas

A lo lejos sonaron las mañanitasque cantara el rey David, voz y música de unos mariachisque me despertaronen medio de una siesta que tomaba un rato antesen el sillón donde suelo soñarcontigo. Hoy, en tu cumpleaños treinta y dos,hoy, que recibí la traducción completade Metal al francés; hoyque había dos razones, tal parece, para estar … Sigue leyendo A lo lejos sonaron las mañanitas

El camino hacia un lugar menos desagradable

El camino hacia un lugar menos desagradableestará siempre llenode vacíosque ocupen el pecho entero, de golpesque desmadren el corazón. Se habrá de atravesar (descalzo) una senda cuya superficie seahierro ardiente y mentiras,y en cuyo fondo Dios llore a gritos,consolando a sus demonios,para luego reírse (a gritos, también)de nosotrosque inclinados frente a él rogamossu perdón. Ay … Sigue leyendo El camino hacia un lugar menos desagradable

Rick

Ayer hicimos el amor, Rick,en mis sueños, como solíamos hacerloen mi casa (o en la tuya), tambiénen tus sueños (creo), donde se pudo, dondepudimos. Recreé entre brumas tus besos, Rick,los que me que diste aquel día en la cantinaque tanto nos gustaba hasta que subieronlos precios. No he probadosaliva más exquisitaque la tuya. No quieroendiosarte … Sigue leyendo Rick

Hemingway

Veo una película en la que Hemingwayescribe de piedurante horas reportajes y novelas;una excentricidad propia de escritores como él. Ella mira la película a mi ladojuntos, los dos, en la madrugadacubiertos, en gran parte, por una cobija rosa-negra con un león bordadoal frente.Una excentricidad propia de escritorescomo nosotros.

Los únicos dos en la lista negra

Para Marsi Salvo el alacrán, dijoy la araña violinista("los únicos dos en la lista negra")no puedes matar a ningún otro insectoque se aparezcapor aquí. Estaba sentada, frente a mí,lentes que escondían aquellos ojosdeslumbrantes, tímidos;ropa que ocultabasu negra ropainterior,y su espalda, larga,como el cabello, negro, largo también,mientras sujetaba, igualque yo, un vaso de plástico con refrescode … Sigue leyendo Los únicos dos en la lista negra

Ideas que debo suprimir de mi destino

*Por Malcolm Lowry No para de leer este poeta en ciernes que un díaquizás figurará en esta misma antología --es decir, dentro de diez años, en su versión revisadalo que da a nuestro poeta buen tiempo para crecer-- lee y lee pero no comprende,extraño incluso en su propia tierra. Lee más como si escribiera entre … Sigue leyendo Ideas que debo suprimir de mi destino