¡Horda! en Faro de Oriente

El imaginario, si así lo podemos llamar, de Samuel, está profundamente ligado con la periferia; donde la música alta de los camiones machaca tus oídos, donde la gente sabe cómo linchar; donde las patrullas siempre llegan horas después; donde el baño de la central camionera del norte se convierte en una tumba; pero también donde tienes que
correr, aunque traigas tacones, porque te acabas de robar el libro rarísimo del pequeño café de la colonia.

En ¡Horda! Y Otros Relatos, las narrativas cotidianas que nos pueden suceder el día con día, se mezclan con un mundo donde Luis Miguel encabeza el Vive Latino. Qué, aunque podría no parecer su audiencia, ¿en dónde no va a llenar El Sol? No estoy segura de cuántos personajes son “reales”, o al menos, inspirados en alguna seña que Sam notó en alguno de sus vecinos, a quiénes probablemente primero fotografió y
después decidió escribirles un cuento. Pero lo que sí estoy segura, es que ¡Horda! No se trata de un ejercicio mamonezco de “dibujar las necesidades” de la periferia, de describir a la gente como si fueran sujetos de un experimento social.

Él la conoce de primera mano porque la ha habitado toda su vida; se deja embriagar por sus historias, las mismas que transcribe sin juzgar a sus protagonistas.

Así que, sin más, les invito a leer ¡Horda! Y Otros Relatos, donde en alguno de sus cuentos, podrán reconocer sus propios demonios.

Yazmin Martínez

Fotos: Marcela Martínez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s