Ten cuidado

Para ti.

Ten cuidado con lo que deseas.
Con lo que no.
Con lo que alguna vez deseaste.
Ten cuidado siempre
con lo que desearías.
Ten cuidado
con lo que desearás
–y con lo que no.
Ten cuidado, por favor,
con las señales
que te brinda el mundo;
cuídate de los letreros
de las calles
y de la luz
amarilla
que previene
los
a
c
c
i
d
e
n
t
e
s
.
Ten cuidado
hoy y siempre,
con las líneas
que escalonadas
se disfrazan
de poemas.
Ten cuidado (sobre todo ayer)
con los poetas.
Y nunca te descuides (da lo mismo si es mañana)
de la poesía.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s