En nuestro cielo distraído

Si miras bien,
más allá del río que traslada aguas negras en su cauce,
más allá del óxido que ha convertido en ruinas esta construcción,
más allá del crimen y la muerte inexpugnables
que nos acechan
podrás apreciar el alma ennegrecida
de esta triste tierra
condenada a ser bastarda, vacía,
y que nadie más ha querido mirar
por repulsión.
No habrá recompensa después de eso, es cierto
salvo aquel pequeño destello de luz
que persiste y pareciera suficiente para abrirse paso
en nuestro cielo distraído
donde no es posible mirar a plenitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s