El camino hacia un lugar menos desagradable

El camino hacia un lugar menos desagradable
estará siempre lleno
de vacíos
que ocupen el pecho entero, de golpes
que desmadren el corazón.

Se habrá de atravesar (descalzo) una senda cuya superficie sea
hierro ardiente y mentiras,
y en cuyo fondo Dios llore a gritos,
consolando a sus demonios,
para luego reírse (a gritos, también)
de nosotros
que inclinados frente a él rogamos
su perdón.

Ay de aquel que busque una salida fácil:
la suya será una vida sumida en el desasosiego,
la ruina y la desolación. Una que otra alegría, a veces,
pues no hay otro camino
hacia un lugar menos desagradable
que el dolor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s