Inconmovible

A veces lloro
cuando es de noche y el sol está lejos
de mí,
de asomarse por este sitio
donde lloro
como el niño que fui, ahí es
donde lloro.

A veces lloro
y no sé por qué
mis lágrimas escuecen mis ojos; corren
por mis pómulos pronunciados,
su pista son mis pómulos
cada día más
pro nun cia dos;
la memoria rota
cada vez más
r

o

t

a
bienvenidos sean, les digo,
al imperio del sentimentalismo:
es el viejo que no sé
si un día llegaré a ser.

A veces lloro
por una película, por una canción (muy triste),
lo que sea que me conmueva
en el momento; me conmueven
tantas cosas: la hormiga que carga
una migaja, el perro que lame
sus heridas; un día quise ser
inconmovible,
pero ahora soy
insoportable,
soy el que de pronto dice:
basta, compermiso, muchas gracias,
y se retira de ahí

a llorar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s