Cadàver

Los perros han rasgado las paredes
que pinté hace poco; las rasgaduras parecen
hechas por quien quiere escapar
de una prisión.

Ellos solo juegan, yo
lo sé, las miro
en la oscuridad, es posible
ver los arañasos entre las tinieblas
del patio donde ellos viven.

No sé qué harán si me suicido,
o si me muero un día de estos, en pleno fin del mundo;
los imagino aullando todo el día,
toda la noche,
sin parar.

Yo solo espero
que se alimenten de mi cadáver, sé muy bien
que preferirán morirse
de hambre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s